Serendipia

Al fin y al cabo la música es como las relaciones. Cuando encuentras una canción brutal que te gusta mucho es necesario no escucharla en exceso, para que cuando vuelvas a oírla siempre te quede la sensación de querer volver a ese punto donde te apetece repetir.

 

Y ahora ya puedes escuchar a The National. 

 

Ella, tú, la música. Y viceversa.

Minientrada